lunes, 2 de noviembre de 2009

Pobreza, Desigualdad y Exclusión Social (2º parte con Video )




¿Que es la pobreza?

Esta pregunta aparentemente tan sencilla tiene una respuesta compleja. Hoy en día se entiende la pobreza como algo más que la falta de ingresos. La pobreza se refiere también a la equidad, o la falta de equidad. Vivir en la pobreza significa que uno tiene más probabilidades de morir a causa de enfermedades prevenibles, de tener una tasa más alta de mortalidad infantil, de no poder acceder a una educación y de carecer de vivienda adecuada. También significa mayor vulnerabilidad al delito y la violencia, acceso inadecuado o carencia de acceso a la justicia y los tribunales, así como la exclusión del proceso político y de la vida de la comunidad. La pobreza se refiere también al poder: quién lo ejerce y quién no, en la vida pública y a puertas cerradas. Para comprender las modalidades arraigadas de la discriminación y hacerles frente, modalidades que sentencian a los individuos, las comunidades y los pueblos a generaciones de pobreza.

La pobreza no es un tema nuevo. A lo largo de toda la historia de la humanidad se encuentran recurrentes menciones sobre ella. Sin embargo, los análisis mas sistemáticos por definir, medir y comprender el fenómeno de la pobreza comienza en los últimos años del S. XIX, donde la mayoría de los intentos por comprender y medir la pobreza se han centrado en consideraciones económicas y de consumo.

Dentro de la pobreza, podemos destacar dos enfoques muy importantes que son:

• Pobreza Relativa: Como reacción a esta aproximación, surgió más tarde un enfoque que ve a la pobreza en términos relativos. Se basa en la idea que las necesidades no son fisiológicamente establecidas sino que culturalmente determinadas.

• Pobreza absoluta: El enfoque absoluto de pobreza es esencialmente usado en los países subdesarrollados y en aquellas zonas del mundo donde la pobreza y la carencia extrema afecta a grandes segmentos de la población.

Las estadísticas que nos llegan hoy en dia sobre la pobreza, son muy altas, siendo cada vez mayor el número de personas que acaban viviendo bajo el umbral de la pobreza.

Los sin techo o sin hogar, es un colectivo que vive dia a dia con la pobreza, la desigualdad y la exclusión social como forma de vida. Según Cabrera Sociólogo de la Universidad Complutense de Madrid destaca en su informe que: la pobreza arroja a la calle.

‘’La gente no está en la calle porque quiere sino porque ha visto su vida sometida a fuerzas que la han llevado a donde no querían estar. La calle es mala, entre otras cosas, porque la calle mata. En la calle no se puede vivir una vida que se pueda calificar de humana. Nadie elige vivir en la calle: esto rompe con la fantasía que nos hacemos muchas veces de que la gente vive en la calle porque quiere’’.






Cuando hablamos de ‘’ personas sin techo ‘’ o ‘’ personas sin hogar ‘’, debemos decir que no existe, en estos momentos, una definición que sea aceptada por todo el mundo, como sostiene Pedro Cabrera.

A lo largo de estos años, se han venido definiendo las personas Sin Hogar o Sin Techo desde dos perspectivas distintas. El concepto de persona Sin hogar puede entenderse desde el ámbito de la sociología de la estratificación social o desde la sociología de la conducta desviada. En una u otra opción, encontramos una definición bien distinta, ya que en la primera nos situamos ante los grupos sociales de menor o mas bajo nivel, a los que catalogamos como patología social; mientras que, en la otra ocupación. Nos situamos ante la idea de una clase social peligrosa o marginal.

En nuestro país, con referencia al proceso histórico seguido sobre esta población, vemos como hacia los años 80 y 90, la situación económica cambia de forma importante, así como ciertas condiciones de vida. La remodelación industrial y social que se vive en estos años, lleva a muchos a vivir en la calle, mientras desaparecen las viviendas baratas, los bajos alquileres y las pensiones de bajo coste.

La hetereogeniedad del grupo constituido por los sin techo supone grandes dificultades para todos aquellos que pretenden trazar un perfil de ellos.

Dentro de este colectivo resulta posible encontrar a jóvenes con dificultades de integración, enfermos mentales, personas marcadas por sus adicciones, trabajadores con escasa calificación y reconocimiento; adultos con escasos recursos económicos, inmigrantes, ex – presidiarios, y personas que sufren enfermedades infecto – contagiosas; etc.

Informe Fundación RAIS de Madrid (Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral).

Según dicho informe ,realizado en base a muestra de 251 personas, el perfil medio de persona ‘’ sin techo ‘’ seria un varón, de nacionalidad española , soltero, con edad comprendida entre los 36 y 55 años, y que vive en la calle, de las limosnas, por cuanto no recibe prestación económica alguna y no accede a ningún recurso social.

Si comprobamos este perfil con el resultado de estudios anteriores, podemos comprobar como a lo largo de los años se han producido cambios, especialmente en lo que se refiere a la edad media de estas personas, a la situación familiar de la que parten y a su situación laboral.

En general, son personas que viven problemáticas muy diversas, siendo las más comunes las siguientes:

• Desarraigo, sin raíces sólidas, sin grupo humano del que sentir dependencia, por lo cual viven en transito.

• Carencias: sin recursos, sin trabajo o trabajos marginales y sin hogar.

• Marginación: por la sociedad, estigmatizados, excluidos sociales.

• Soledad: sin redes interpersonales, lazos personales y sociales, sin familia o con ella en la lejanía.

• Ruptura personal: fracasados, ausentes de triunfos o gratificantes, encerrados desequilibrios personales, apatía, desmotivación, pasividad, victivismo. Etc.

• Subculturacion: como modo de vida , mentalidad que mezcla valores tradicionales con valores y comportamientos marginales, agarrados a ciertos hábitos de supervivencia; lo que a su vez les lleva a muchos a acomodarse en su situación y una falta de ganas de integrarse socialmente.

• Precaria situación sanitaria, con escaso control de sus enfermedades. Son rechazados por el Sistema Sanitario ante su escaso seguimiento.

Como podemos observar hoy en dia no existe una definición, en la cual podamos englobar el termino de los sin hogar o sin techo. Sabemos que tanto la pobreza como la desigualdad son causas y factores que llevan a una situación de exclusión social.

El enlace que os dejo a continuación ,es un video realizado por la fundacion Rais , donde explica  como el colectivo de los Inmigrantes también sufren en sus carnes la Exclusión Social en nuestro pais.


Espero que os guste.

un saludo cordial de Alvaro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada